displasia en perros

Displasia de Cadera en Perros – Síntomas y Tratamiento 100% Eficaz

La displasia de cadera en perros. Estas tres palabras que aterrorizan a los propietarios de razas perros grandes y gigantes, y por una buena razón. Esta enfermedad puede reducir radicalmente la calidad de vida de un perro y a su vez es dolorosa de observar para los dueños del can. Afortunadamente aceptar las responsabilidades de tener una raza de perro grande y aprender acerca de las posibles condiciones de salud, como la displasia de cadera, puede ayudarte mucho a mantener a tu perro sano y libre de otras enfermedades.

En este artículo de adiestramientocanino.org te mostraremos cuales son los síntomas, causas y tratamiento perfecto para la displasia de cadera en perros, así como algunos consejos que te ayudaran a mejorar la calidad de vida de tu perro.

displasia en perros

¿Qué es la Displasia de Cadera en Perros?

La displasia canina es una condición esquelética muy común en los perros de raza grande o gigante, aunque también puede afectar a razas pequeñas. Para entender mejor esta enfermedad, el dueño del perro primero debe comprender la anatomía básica de las articulaciones de la cadera.

La articulación de la cadera en perros está compuesta por la bola y el encaje. Cuando un perro tiene displasia de cadera, esta articulación no funciona correctamente, frotando y esmerilando en lugar de deslizarse suavemente. Esto provoca que con el paso del tiempo una perdida gradual de la función de la articulación de la cadera.

Causas de la Displasia de Cadera en Perros

Existen varios factores que causan la displasia de cadera en perros, comenzando con la genética.

La displasia canina es hereditaria y es especialmente común en perro de raza grande y gigante, como el Gran Danés, San Bernardo, Labrador Retriever y Pastor Alemán. Esta predisposición genética puede ser aumentada por factores ambientales, como el ejercicio, crecimiento excesivo, la obesidad y una dieta no adecuada.

Una alimentación no adecuada también puede influir en la probabilidad de que un perro tenga displasia de cadera, como también realizar mucho ejercicio, o muy poco. La obesidad afecta a las articulaciones del perro, lo que puede causar displasia de cadera.

displasia de cadera en perros

Displasia de Cadera en Perros – Síntomas

Algunos perros comienzan a mostrar síntomas de la displasia de cadera a los cuatro meses de edad, mientras que otros perros la desarrollan junto con la osteoartritis a medida que se hacen mayores. En ambos casos, existen muchos síntomas asociados con la displasia de cadera con los que los propietarios de perros de raza grandes deberían estar familiarizados. Estos síntomas pueden variar dependiendo de la gravedad de la enfermedad, el nivel de inflamación, el grado de relajación de la articulación y el tiempo que lleva el perro con la displasia de cadera.

Los síntomas de la displasia de cadera en perros son:

  • Reducción de la actividad.
  • Disminución del rango de movimiento de la cadera.
  • Dificultad o rechazo a levantarse, saltar, correr o subir escaleras.
  • Cojera en la parte posterior.
  • Balanceo de la marcha.
  • Estrechamiento de las patas traseras antinaturalmente juntas.
  • Perdida de la masa muscular del muslo.
  • Dolores
  • Rigidez
  • Aumento de los músculos del hombro debido a que se ejerce más peso sobre las patas delanteras, ya que el perro trata de evitar el peso sobre la cadera.
  • Enfermedad temprana: los síntomas están relacionados con la laxitud o la laxitud articular.

 

Diagnóstico de la Displasia en Perros


Tu veterinario realizará un examen físico completo a tu perro, que incluirá un perfil químico sanguíneo, un hemograma completo, un panel de electrolitos y un análisis de orina. La inflamación causada por una enfermedad articular puede mostrarse en el conteo sanguíneo completo. Como parte de la vigilancia de los síntomas físicos y los exámenes de fluidos, tu veterinario también necesitara un historial completo de tu perro,  como cuando comenzó a tener los síntomas o cualquier posible incidente o lesión que pueda haber provocado los síntomas de la displasia canina. Cualquier información que puede aportar al veterinario también será útil.

Los rayos X son cruciales para diagnosticar la displasia de cadera en perros. Algunos de los posibles hallazgos pueden ser;  enfermedad degenerativa de la medula espinal, inestabilidad vertebrar lumbar, enfermedad bilateral de la rodilla y otras enfermedades óseas.

Vídeo de un Perro con Displasia de Cadera

Mira este vídeo, este pobre cachorro de rottweiler tiene tan solo 7 meses de edad y tiene una displasia de cadera que se puede apreciar fácilmente. Fíjate en el vídeo, veras como camina “balanceandose”

 

Displasia de Cadera en Perros – Tratamiento

Hoy en día existen varias opciones para el tratamiento para la displasia de cadera en perros, que van desde la modificación del estilo de vida del perro (control de alimentación, ejercicio, etc) hasta la cirugía.

Si la displasia de cadera de tu perro no es grave, o si tu perro no es necesita ser intervenido quirúrgicamente, tu veterinario puede recomendarle un tratamiento ambulatorio no quirúrgico. Dependiendo del caso de tu perro, el veterinario puede sugerir lo siguiente:

  • Reducción de peso para disminuir el estrés de las caderas.
  • Restricción del ejercicio, especialmente en superficies duras.
  • Terapia física.
  • Medicamentos antiinflamatorios (antiinflamatorios no esteroideos, aspirina, corticosteroides)
  • Modificadores de fluidos articulares.

Si tu perro necesita ser intervenido quirúrgicamente, existen varias opciones. Hoy en día existen bastantes tratamientos quirúrgicos diferentes, pero las cirugías más comunes que utilizan los veterinarios para curar la displasia de cadera en perros son:

  • Osteotomía pélvica doble o triple (DPO / TPO)
  • Osteotomía de la cabeza femoral (FHO)
  • Reemplazo total de cadera (THR)

DPO/TPO

La cirugía osteotomía pélvica doble o triple normalmente se le realiza a  perros jóvenes menores de 10 meses de edad. En esta cirugía, el cirujano mejora la función de la articulación esférica cortando selectivamente el hueso pélvico y rotando los segmentos.

FHO

La Cirugía Osteotomía de la cabeza femoral se puede realizar en perros jóvenes y adultos. La cirugía consiste en cortar la cabeza femoral, o “bola” de la articulación de la cadera, lo que provoca que el cuerpo cree una articulación “falsa” que reduce la incomodidad asociada con la displasia de cadera. FHO no recrea la función normal de la cadera, pero que puede ser una buena opción para aliviar los dolores.

THR

El tratamiento quirúrgico más eficaz para la displasia de cadera en perros es un reemplazo total de la cadera. El cirujano reemplaza toda la articulación con implantes de metal o titanio, devolviendo la función de la cadera a un estado normal y eliminando la incomodidad y dolores provocados por la displasia de cadera.

perro con displasia de cadera

¿Cómo prevenir la displasia canina?

No todos los casos de displasia de cadera se pueden prevenir, pero hay algunas cosas que puedes hacer para reducir el riegos de que tu perro desarrolle displasia.

Mantener el sistema esquelético de tu perro saludable, esto debe comenzar cuando tu perro es joven. Alimentar a tu cachorro con una dieta adecuada, especialmente si tu cachorro es de raza grande, le dará una ventaja al desarrollo saludable de huesos y articulaciones y evitara el crecimiento excesivo que conduce a la enfermedad.

A medida de que tu perro vaya creciendo, proporciónale niveles adecuados de ejercicio y una dieta saludable para evitar la obesidad, que es el factor importante que causa la displasia de cadera. La obesidad también causas muchos otros problemas de salud en los perros, desde la diabetes hasta la displasia de codo.

Los piensos para perros de raza grande o gigante a veces contienen suplementos para las articulaciones como la glucosamina, y también puedes comprar suplementos de glucosamina adicionales para perros que podrían ser propensos a desarrollar artritis o displasia de cadera en un futuro. Estos suplementos son beneficiosos y ayudar a reducir los síntomas de la displasia de cadera en perros.

 Pronostico para Perros con Displasia de Cadera

Normalmente, los perros con displasia de cadera suelen tener una vida larga y normal si le administra el tratamiento adecuado. Si crees que tu perro tiene displasia de cadera o si a tu perro le han diagnosticado recientemente displasia de cadera, habla con tu veterinario sobre las opciones de tratamiento y los cambios de estilo de vida que puedes hacer para ayudar a que tenga una vida normal en su vejez.

Si deseas leer más artículos parecidos a Gastritis en Perros – Causas, Síntomas y Tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de enfermedades de perros.




¿Te ha resultado de utilidad este articulo?

Displasia de Cadera en Perros – Síntomas y Tratamiento 100% Eficaz
5 (100%) 2 votos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *